Personajes

La Vaquilla

La Vaquilla

La Vaca o la Vaquilla es el personaje principal y el que da nombre a la fiesta. La representa un joven que porta sobre los hombros a la Vaquilla, representación tosca y esquemática de una vaca realizada a partir de un armazón de madera en forma de horquilla con cuernos y rabo bobino. Se adorna la estructura con una escarapela y cintas de raso multicolor.

Alcalde y Alguacil

Alcalde y el Alguacil

El Alcalde y el Alguacil representan simbólicamente estos cargos y constituyen la autoridad. Visten traje y llevan unos característicos sombreros de gran vistosidad con cintas multicolores, también en el bolsillo. El Alcalde portará un cetro de mando y el Alguacil una banda cruzada de derecha a izquierda. Conocidos también como “los de las cintas” o “los de los sombreros".

Escribano e Hilandera

Escribano y la Hilandera

El Escribano y la Hilandera (o Guarrona popularmente conocida) son los personajes grotescos de la celebración. Forman matrimonio, aunque ambos son hombres, y sus atuendos son extravagantes y destartalados, para dar un aire cómico. El escribano será el encargado de rendir cuentas, apuntar "las multas" y portará un gran lápiz.

Judíos o Motilones

Judíos o Motilones

Los Judíos o Motilones representan a la plebe. Son un grupo de jóvenes solteros que se encargan de acompañar a La Vaca. Su indumentaria da un gran colorido a la fiesta al vestir monos y pañuelos floreados; también llevan una honda, un gorro militar y grandes cencerros a la espalda, colocándose un "costal" de protección para amortiguar su peso.

anuncioA21_vertical_final

Cronograma de la Fiesta de la Vaquilla

Día 7

Enero

Desde el 7 hasta el 18 de Enero

  • Lugar: Todas las calles de Fresnedillas
  • Hora: 18:00h

Los niños salen a tocar por todas las calles del pueblo sobre las 18h cuando cae la noche hasta las 19:30/20h. Piden aguinaldo a los forasteros en las encrucijadas y hacen lumbre.

Click para saber más

Día 14

Enero

Fiesta de los niños

  • Lugar: Plaza de la Constitución (Fresnedillas)
  • Hora: 18:30h

NOTA: Tradicionalmente el 18 de Enero, en la actualidad se celebra el sábado antes del 20.

MAÑANA: Ir a por la leña de los niños.
TARDE: Empiezan sobre las 18:30h buscando al Alguacil y al Alcalde, llegan a la Plaza a representarla sobre las 19h por lo que todo se realiza desde está hora para acabar matando a la Vaca sobre las 20:15-20:30.

Click para saber más

Día 20

Enero

DÍA PRINCIPAL DE LA FIESTA

  • Lugar: Fresnedillas de la Oliva
  • Hora: Desde las 00:00h hasta las 18:00h

madrugada

NOTA: Las carreras y las horas de la noche son orientativas, no existe necesidad de adaptarse al horario, dependerá del frío, cierre de bares, etc. Hasta 1984 se sorteaba (*) esa misma noche los personajes por lo que todos salían como judíos a tocar los cencerros. Carlos de la Plaza fue el último "sombrero" en sortearse por la noche y fue Alguacil. Lo podéis escuchar en el audio del Alcalde de ese mismo año, Pablo Alonso.

(*) Entran en sorteo los judíos con más de 3 años de antigüedad o que no hayan sido personaje principal en 3 años.

00:00h - Salen los Judíos y empiezan a tocar junto con los cinco de la fiesta: Vaca, Alcalde, Algualcil, Escribano, Hilandera; que llevan pañuelos cruzados pero están sin vestir.

00:30h - (aprox.) Se pagan las costumbres.

01:15h - (aprox.) Se va por el carro.

03:00h - (aprox.) Se para de tocar entrando al baile como último bar (GooD)



mañana

07:00h - Se corre el aguardiente. (Constumbre Desaparecida)

09:00h - (aprox.) se tocan las Aves Marías. (Constumbre desaparecida) .

09:30h - Se suelta a la Vaca.

11:00h - Se saca de nuevo a la Vaca y se va a buscar a las autoridades, 11:15h - si las autoridades viven cerca.

11:30h - Foto de todos los participantes de la Fiesta en el Carro situado en la Plaza de la Constitución de Fresnedillas.

11:40h - Se sube a la iglesia.

11:55h - Se entra en la Iglesia.

12:00h - Misa.

12:45h - Procesión (depende de lo que dure la misa) Las carreras están separadas espacialmente, no temporalmente:



    1.-Cuando ya esté el Santo saliendo por la Iglesia, se baja corriendo, desde el cruce de Robledo hasta el Ayuntamiento viejo (Hogar del jubilado) y se sube a la Iglesia para el 1er “¡¡Viva san Sebastián!!” .

    2.-Una vez llegado el Santo a la Clínica, se sale a la carrera alrededor de las escuelas. Entrando por la derecha y saliendo por la izquierda.

    3.-Cuando el Santo va a entrar en la Placetuela, se baja corriendo a la plaza, dando la vuelta a la farola y subiendo de nuevo hasta el Santo.

    4.-Se llega a la plaza y cuando el Santo se baja de los hombros, se irá andando hacia la carretera y se sube corriendo hacia el Santo para el 2º “¡¡Viva San Sebastián!!”.

    5.-Al llegar a la puerta del patio de la iglesia y el santo esté bajando la calle de la Farmacia se corre por detrás de la misma llegando de nuevo al Santo dende se gritará por última y 3ª vez “Viva San Sebastián”.



13:10h - Fin de procesión. Mientras que todos estos descansan refrescándose en el exterior de la iglesia, el Alcalde y el Alguacil acompañarán al Santo al interior de la misma para despedir a San Sebastián con los cánticos de las mujeres.

13:20h - Una vez todos los personajes de la fiesta, sacerdote y alcalde municipal estén listos se baja a la Plaza.

13:25h - Cuando se entra en ella, se "dan las tres" en la parte de arriba.

13:30h - Pito del Alguacil en las Praderas Matías.

14:00h - Se procede al cierre de la Vaca.


tarde

16:00h - Se reanuda sacando a la Vaca del corral.

16:05h - “Carrera Larga” desde Praderas Matías a la puerta de las Escuelas.

16:10h - Carrera del pito del Alcalde a la Vaca.

16:30h- (aprox.) Se hace el descanso en la carretera dependiendo de cómo esté la Vaca de cansada.

17:10h- Se va a las Praderas Matías a atar a la Vaca por parte del Alguacil.

17:25h - Se sube a la placetuela para espantarla, con el primer tiro.

17:30h - Se va al carro a recitar las anécdotas de los jarandos y jarandas en verso.

17:45h - Se vuelve a ir a las Praderas Matías donde se atará a la Vaca por segunda vez.

17:58h - Se sube de nuevo a la Placetuela con la Vaca asida y andando.

18:00h - Muerte de La Vaca.

Click para saber más

Día 21

enero

Fiesta de los Casados

  • Lugar: Fresnedillas de la Oliva
  • Hora: 18:30h

Los CASADOS realizan el mismo ritual que los mozos pero sólo el de la TARDE.

Sábado tras 21

Enero

Día de pedir

  • Lugar: Fresnedillas de la Oliva
  • Hora: Durante todo el día

El sábado posterior a la fiesta de los casados, es el Día de Pedir.

9:00h Actualmente se queda en la plaza para preparar Vino, tabaco y se sale a las primeras casas sobre las 9:15 para terminar el recorrido acabando en la misma sobre las 20h

21:30h Se devuelven los cencerros prestados en el Ayuntamiento.

22:00h Cena. Tras la cena se cobrarán las multas por parte del Escribano y se rendirán las cuentas y acciones por parte del Alcalde, quien actuará como moderador en el sorteo, propuestas y sugerencias para el año próximo.

02:00h Fin de Cena y Fiesta.

 

Noticias/Prensa

Historia

(click here to read in English) Acceso al texto en Inglés

La Fiesta de «La Vaquilla» en honor a San Sebastián, de Fresnedillas de la Oliva (Madrid) es una celebración invernal que tiene lugar en este pueblo de la sierra madrileña. Se considera que se trata de una manifestación importante de las fratrías y otros ritos de paso ancestrales de raíz celta, y forma parte del patrimonio inmaterial de la Comunidad de Madrid, por lo que el 19 de enero de 2013 se incoó el expediente para la declaración de bien de interés cultural, en la categoría de Hecho Cultural.
La bibliografía científica especializada señala que Fresnedillas de la Oliva es uno de los núcleos rurales del centro y norte de la Península Ibérica que han albergado o albergan prácticas en las que los varones se agrupan anualmente con atuendo ex-profeso en torno a una celebración litúrgica o a una ceremonia propia de invierno. En este caso se trata de una fiesta de escarnio característica del período invernal, “caretada” de origen pagano pero cristianizada por la Iglesia católica mediante la vinculación a un determinado santo, en este caso, San Sebastián. Se celebra en su honor el 20 de enero.

Su inicios y antecedentes son difíciles de determinar, dada la carencia de documentación histórica existente. Se menciona por tradición oral, ya convertida en leyenda popular, que Felipe II viajó desde El Escorial a Fresnedillas para presenciar la celebración de dicha fiesta. De carácter etnológico, se puede decir que esta fiesta es un “rito de paso“, donde los niños se convierten en mozos, pues a partir de los catorce años ya pueden participar en la fiesta. También es un “rito de iniciación“, una llamada a la fertilidad dado que con los cencerros se pretende despertar al sol y llamar la atención de los espectadores, principalmente de las mozas.

Los personajes

La Vaquilla es el personaje principal y el que da nombre a la fiesta. La representa un joven que porta sobre los hombros a la Vaquilla, representación tosca y esquemática de una vaca realizada a partir de un armazón de madera en forma de horquilla con cuernos y rabo bobino. Se adorna la estructura con una escarapela y cintas de raso multicolor.

El Alcalde y el Alguacil representan simbólicamente estos cargos y constituyen la autoridad. Visten traje y llevan unos característicos sombreros de gran vistosidad con cintas multicolores, también en el bolsillo. El Alcalde portará un cetro de mando y el Alguacil una banda cruzada de derecha a izquierda. Conocidos también como “los de las cintas” o actualmente, como “los de los sombreros”.

El Escribano y la Hilandera (o Guarrona popularmente conocida) son los personajes grotescos de la celebración. Forman matrimonio, aunque ambos son hombres, y sus atuendos son extravagantes y destartalados, para dar un aire cómico. El escribano será el encargado de rendir cuentas y portará un gran lápiz.

Los Judíos o Motilones representan al pueblo. Son un grupo de jóvenes solteros cuyo número oscila cada año y se encargan de evitar que la vaca se escape. Su indumentaria da un gran colorido a la fiesta. Visten monos floreados, llevan una honda, pañuelo al cuello, gorro militar y grandes cencerros a la espalda, llamados zumbas colocándose una almohadilla de protección envuelta en tela de costal para amortiguar su peso.

Desarrollo del ritual

La fiesta se desarrolla durante varios días. Los prolegómenos comienzan el 7 de enero, cuando los niños menores de catorce años se disfrazan de los mismos personajes y salen todas las tardes tocando los cencerros por las calles y cruces del pueblo pidiendo “la voluntad” a los forasteros y hacen pequeñas hogueras. Su día grande es el día 18 de enero tradicionalmente (hoy en día el último sábado antes del 20) cuando su vaquilla “muere”.

La parte más relevante del rito corresponde a los mozos solteros, que empiezan el día 19 de enero con la preparación de la fiesta y continúan el día 20 en la medianoche con la celebración propiamente dicha, coincidiendo con la festividad de San Sebastián.

A medianoche se reúnen los Judíos en la plaza con sus zumbas y comienzan a dar vueltas alrededor de la misma con el atronador sonido de sus instrumentos. Sobre la una de la madrugada traen el carro y lo instalan en la plaza del pueblo, lugar donde se celebrará la fiesta, acompañados por la gente del pueblo. Al amanecer salen a correr el aguardiente, y asaltan a los vecinos para que les paguen este licor. A las nueve de la mañana se tocan las Ave Marías, señal que indica que todos los vecinos pueden andar libremente por las calles. Se suelta la Vaquilla por primera vez, y acompañada por los Judíos, emprende las carreras.

Después de desayunar, la vaca y los Judíos van a buscar al Alcalde y al Alguacil y al propio Alcalde del municipio, dirigiéndose en comitiva a la iglesia. Tras una carrera de la vaca y los Judíos alrededor de la iglesia entran en la misma desprovistos del armazón y de los cencerros en señal de respeto. A las doce de mediodía se celebra lamisa. Acabada la misa, los Judíos se colocan nuevamente las zumbas. Mientras tanto, se pone en marcha la procesión. El Alcalde y el Alguacil acompañan a la imagen de San Sebastián llevada por los anderos. La procesión transcurre por las calles del pueblo, mientras la vaca dirige y marca el paso de los Judíos, que salen y entran de la procesión corriendo rápidamente hacia la imagen y lanzando «vivas» al santo. La procesión continúa hasta la iglesia donde concluye la celebración religiosa.

A continuación, todos los participantes van a la plaza, sucediéndose las carreras y las persecuciones vertiginosas. Cada cornada es festejada por los Judíos. A las catorce horas guardan las zumbas y el armazón de la Vaquilla y marchan emparejados a comer. A las dieciséis horas se colocan nuevamente las zumbas y el armazón, continuando las acometidas de la Vaquilla. Mientras tanto el Escribano y la Hilandera piden cuentas a los forasteros asistentes por los daños que ha causado la Vaquilla.

Por la tarde, los Judíos dan vueltas en círculo haciendo sonar sus cencerros y se sucederán las acometidas de la Vaquilla. Tras diferentes idas y venidas, el Alguacil ata con una larga cuerda a la Vaquilla, y con un disparo de escopeta al aire se la espanta, la Vaquilla se deshace de la cuerda y cruza toda la plaza con los Judíos detrás. En este momento, desde el carro, una persona del pueblo recita poesías y anécdotas en tono jocoso y divertido alusivo a los habitantes del lugar. Al terminar, el Alguacil vuelve a atar a la Vaquilla y continúan las persecuciones. Al caer la tarde, con un nuevo tiro de escopeta al aire se mata a la Vaquilla, que cae al suelo. Una vez despojada de su armazón, el mozo que lo portaba junto con los Judíos, van a la carrera a beber la sangre de la Vaquilla (vino tinto) que han colocado el Escribano y la Hilandera en un barreño bajo el carro.

Así se da fin a la jornada principal de la fiesta. El ritual se repite el día siguiente, protagonizado por los hombres casados, en un tono más informal y humorístico. Concluye con una cena realizada por este colectivo. El sábado siguiente (antiguamente el 22 de Enero) se celebra otra cena para los solteros o Judíos. Los participantes, acompañados por una rondalla, recorren casa por casa, ofreciendo sangre de la Vaquilla (un vaso de vino) a cambio de la voluntad (ahora dinero, antes víveres). La cena es parte del ritual, y a ella asisten las autoridades del municipio. Con esta cena finaliza la fiesta hasta el año siguiente.

Aunque se conservan restos de fiestas de origen similar en otras localidades de la sierra madrileña, ninguna ha llegado hasta nuestros días completa y sin adulteraciones como la de Fresnedillas de la Oliva.

Desarrollo íntegro

El Alguacil y su familia son los que preparan a San Sebastián, le ponen en andas y con el ramo de olivo adornado, además de limpiar y decorar con centros de flores la iglesia.

El día 20 a las 00:00 h se empieza a tocar y salen los judíos junto con los cinco de la fiesta (con pañuelos cruzados pero sin vestir). Se va tocando por todo el pueblo y parando en los bares donde se pagan las costumbres, que son: la botella de coñac, la botella de anís y una caja de bollos. Los encargados de pagar dichas costumbres serán los judíos que entren nuevos. A continuación se va por el carro para llevarle a la plaza a la carrera y seguir tocando.

Por la mañana a primera hora (7:00h) se corre el aguardiente; que consiste en ponerse un cinto con cascabeles o cencerros pequeños y correr a por la gente (vaqueros) para que paguen el aguardiente hasta las 9:00 aproximadamente. Se tocan las Aves Marías (las campanas), los judíos se ponen los cencerros y se suelta a la Vaca hacia las 9:30- 10:00. Se dan tres vueltas a la farola y se va a la carrera hacia las “Praderas Matías”. Se arranca de nuevo y se pasa por la plaza a la carrera, subiendo por la Placetuela y por la calle de la Amargura hasta las Escuelas viejas, donde se para a fumar un cigarro. Seguidamente se baja andando por la Placetuela y desde allí se lanza otra carrera para cruzar la plaza hacia las Praderas Matías. De aquí se va a la plaza y se dan las tres , para cerrar a la Vaca, estando el Alcalde, el Alguacil, la Hilandera y el Escribano todavía sin vestir, y se va a desayunar.

Ya vestidos, la Hilandera y el Escribano, se saca de nuevo a la Vaca sobre las 11:00h dando de nuevo tres vueltas a la farola y yendo a las Praderas Matías a la carrera. Se vuelve para buscar al Alguacil y al Alcalde, por este orden a sus casas y posteriormente al alcalde del pueblo.

Se sube por la carretera hasta la puerta de la iglesia, donde el Alcalde y el Alguacil entran por delante junto con el alcalde municipal mientras que la Vaca, la Hilandera, el Escribano y los judíos entran a la carrera por detrás del templo y se quitan los cencerros.

Para repartir las moneda hay que pedir permiso al Alcalde diciendo: “¿Da usted su permiso?” contestando el Alcalde: “Usted lo tiene”. El primero que coge la moneda es el Alguacil seguido de los judíos más novatos. El gorro del Escribano será de color negro y la Hilandera no podrá ir pintada a la misa.

En la iglesia, el Alcalde se situará a la derecha y el Alguacil a la izquierda de la doble fila formada por los judíos. En la misma fila que el Alcalde y en penúltima posición se colocará el Escribano y en la del Alguacil la Hilandera dejando el último lugar a la Vaca. Mientras tanto, los judíos deberán ir tapados con mantas como símbolo de respeto. Durante la misa, ninguno hablará y se permanecerá de pie. En la ofrenda el primero será el Alcalde, seguido del Alguacil y judíos. Esta ofrenda se realiza echando la moneda con la boca en el cesto, besando la estola del cura y volviendo de espaldas a la fila sin dejar de encarar al Santo. Cuando se acaba la misa, los judíos se cuelgan los cencerros y salen por detrás de la iglesia. Se saca al Santo y el Alcalde y el Alguacil se sitúan a la derecha y a la izquierda respectivamente, mientras que en el centro se situará el sacerdote.

Empieza la procesión, y se baja corriendo, desde el cruce de Robledo hasta el Ayuntamiento viejo (Hogar del jubilado) y se sube a la iglesia y una vez llegado al Santo, rodilla en tierra, grita la Vaca: “¡¡Viva san Sebastián!!” contestando el resto “¡¡Viva!!”. Se sigue la procesión mientras la Vaca va y viene al Santo entre los judíos y una vez llegado San Sebastián a la Clínica, se sale a la carrera alrededor de las escuelas. Entrando por la derecha y saliendo por la izquierda.

Continúa la procesión hasta la placetuela y cuando el Santo va a entrar a ella, se baja corriendo a la plaza, dando la vuelta a la farola y subiendo de nuevo hasta el Santo. Se llega a la plaza y cuando el Santo se baja de los hombros, se irá andando hacia la carretera y se sube corriendo hacia el Santo para que la Vaca arrodillada, junto a los judíos, diga de nuevo: “¡¡Viva San Sebastián!!”

Continúa la procesión por la carretera hasta la puerta del patio de la iglesia, donde se emprende una nueva carrera por detrás de la misma llegando de nuevo al Santo donde se gritará otra vez “Viva San Sebastián” (de nuevo en rodillas). Se levantan y saldrán por detrás de la iglesia dándose por concluida la procesión. (Durante todo este tiempo, la Hilandera y el Escribano, harán las mismas carreras y mismo recorrido que la Vaca y los judíos). Mientras que todos estos descansan refrescándose en el exterior de la iglesia, el Alcalde y el Alguacil acompañarán (en este momento éstos adelantarán la imagen conservando las posiciones, derecha e izquierda respectivamente) al Santo al interior de la misma para despedir a San Sebastián con los cánticos de las mujeres:

….San Sebastián con gran fervor Muéstranos el fiel consuelo…

Una vez todos los personajes principales de la fiesta, sacerdote y alcalde municipal estén listos se baja a la plaza. Cuando se entra en ella, se dan las tres en la parte de arriba (antigua casa del cura o ahora discoteca), colocándose Alcalde a la derecha y Alguacil a la izquierda del sentido de la carrera hacia las Praderas Matías. En este punto el Alguacil da el pito (cigarro) a la Vaca, picándola y yendo hacia la carrera a la parte baja de la plaza (donde estará situado el carro) para dar de nuevo las tres. A partir de este momento de abrirá la veda para que la Vaca inicie las persecuciones tras las autoridades de la fiesta.

Alrededor de la 14:00h se procede al cierre de la Vaca, dirigiéndose hacia el final de la parte baja de la plaza (Ayuntamiento) donde se darán de nuevo las tres y se entrará en el corral. En éste se dejarán los cencerros de los judíos y el armazón de la Vaca para irse a comer (se irá a almorzar por parejas; Alcalde y Alguacil, Escribano e Hilandera, los judíos dos a dos y la Vaca sola, salvo que un judío hubiese quedado impar).

A las 16:00h se reanuda sacando a la Vaca del corral con el proceder habitual: tres vueltas a la farola y la carrera a las Praderas Matías. Desde aquí se inicia una nueva carrera hasta la puerta de las Escuelas cruzando la plaza. En este punto es el momento del pito del Alcalde a la Vaca, se baja corriendo a la plaza, se dan las tres en su parte alta, para volver corriendo a las Praderas Matías. Se vuelve a la plaza, se dan las tres y s inician las carreras tras el Alcalde y el Alguacil.

Se hace el primer descanso yendo a la carretera. Después de ése la Vaca se escapa del grupo y sorprende por el callejón de espaldas al Alcalde y Alguacil. Más tarde se va a la Praderas Matías a atar a la Vaca por parte del Alguacil. Se entra a la plaza con la Vaca atada, se dan las tres y se amarra a la Vaca preferiblemente al carro.

Cuando la Vaca está atada, el Alcalde y Alguacil ya no tendrán barreras (protección de ser multados refugiándose en la antigua casa del cura/discoteca o en el corral/Ayuntamiento). Ni el Alcalde ni el Alguacil podrán subir al carro mientras que el acceso a la barbacana quedará prohibido para los principales personajes de la fiesta.

A continuación se sube a La Placetuela para espantarla, con el primer tiro, la Vaca tira la cuerda y sale corriendo hacia las Praderas Matías. Se va al carro a recitar las anécdotas de los jarandos y jarandas en verso sobre las 17:30h.

Se vuelve a ir a las Praderas Matías donde se atará a la Vaca por segunda vez, posteriormente se entra a la plaza esta vez sin dar las tres y amarrándola de nuevo a la farola, carro o cualquier palo disponible. Se sube de nuevo a La Placetuela con la Vaca asida andando. Por último mientras se baja corriendo a la plaza se escuchará un segundo tiro que matará esta vez a la Vaca (tirándose el cordel y armazón) tras lo que todos se meterán bajo el carro para beber la sangre de la Vaca (vino que habrá sido preparado previamente por el Escribano y Guarrona).

Desde este momento y hasta el día de pedir, sábado posterior a la fiesta de los casados, se habrá de llevar pañuelo al cuello y honda atravesada de derecha a izquierda. Vaca, Hilandera y Escribano deberán llevar el pañuelo atravesado al cuerpo del mismo modo que la honda judía.

Durante el día de pedir el acceso a las viviendas vendrá dado por el siguiente orden: Alcalde, Alguacil, judíos y La Vaca como último en entrar. El Alcalde acarreará con “la talega” para las donaciones de los vecinos. Además los judíos novatos se encargarán de transportar el vino y suministrar en todo momento los cigarros a la Vaca.

La cena será presidida por el Alcalde y el Alguacil poniendo cotos (mendrugos de pan) que prohibirán el comer y/o el beber para la buena organización del convite, el Alguacil sólo lo hará bajo permiso del Alcalde. La Vaca no podrá sentarse ni tendrá derecho a plato ni comida salvo solidaridad de los judíos. Su cometido será servir el vino al resto de participantes de la fiesta.

Todo aquel incumplimiento, tanto en horario, como en modo y/o forma, de lo anterior será considerado multa.

Enlaces externos

fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Fiesta_de_La_Vaquilla_%28Fresnedillas_de_la_Oliva%29

History

The festival of “La Vaquilla” (the Wild Cow or The Heifer) in honour of San Sebastian, in Fresnedillas de la Oliva (Madrid) is a wintertime celebration that takes place in this village of the sierra de Guadarrama. It is considered to be an important manifestation of the phratries and other ancestral rites of passage of celtic or previous origin, and which form a part of the immaterial heritage of the Community of Madrid, for which on the 27th of October, 2015, a process to declare the festival an Asset of Cultural Interest (Bien de Interés Cultural) was initiated, in the category of Cultural Event.
 

The specialist scientific bibliography indicates that Fresnedillas de la Oliva is one of the rural hubs in the centre and north of Iberian Peninsula that has hosted or hosts activities in which men come together annually dresses purposefully for a liturgical or a wintertime celebration. In this case it is festival of mockery typical of the winter time, the masked tradition of pagan origin christianized by the catholic church by tying it to a particular saint, in this case, San Sebastian. It is celebrated in his honour, the 20th of January.
 

Its origins and precursors are difficult to determine, given the lack of existent historical documentation. It is mentioned in the oral tradition, now popular legends that the monarch Philip II travelled from El Escorial to Fresnedillas to preside over the celebration of this festival. Ethnologically speaking, one could say that this festival is a rite of passage in which boys become young men, given that boys may participate in the festival starting at the age of fourteen. It is also a rite of initiation, a call to fertility, given that with the cow bells they are attempting to awaken the sun and attract the attention of the spectators, in particular the young women.

The characters

La Vaca (The Cow) is the principal character, and the namesake of the festival. It is represented by a young man who carries la Vaquilla on his shoulders, a simple structural representation of a cow made of a forked wooden framework with an actual bovine tail and horns. The structure is adorned with multicolored ribbons and rosettes.
 

El Alcalde (the Mayor) and el Alguacil (the Bailiff or the Sheriff) symbolically represent these positions, but also possess authority over the proceedings. They are dressed in suits and wear characteristically eye-catching hats decorated with multicolored ribbons, which also hang from their pockets. The Alcalde carries a sceptre of authority and the Alguacil a sash over the right shoulder. Also known as “los de las cintas” (the ribboned ones), or more recently, “los de los sombreros” (the ones in the hats).
El Escribano (the Scribe) and la Hilandera (the Spinner, a female character also represented by a male youth, popularly known as the Guarrona, “dirty old slut”) are the grotesque characters of the celebration. The characters form a married pair, and their costumes are extravagant but untidy, in order to give them a comical air. The Escribano is in charge of keeping the accounts of the day and carries a giant pencil.
 

Los Judíos or Motilones (the Jews or Friars) represent the villagers. They are a group of young bachelors, the number of whom changes from year to year, and they are charged with preventing la Vaquilla from escaping. Their brightly decorated costumes bring color to the festival. They wear floral jumpsuits, bandanas around their necks and military caps, carrying leather slings and large cowbells, called zumbas, on their backs, the weight of which they protect themselves from by attaching a pillow wrapped in burlap to their lower-backs.

Progression of the ritual

The festival unfolds over the course of several days. The preamble to the celebration begins on the 7th of January, after the ‘The Three Wise Men’, when village boys under the age of 15 dress as the various characters and take to the streets and crossroads of the village each evening sounding cowbells, lighting small bonfires and stopping any village outsider to ask for la voluntad (a small donation towards the preparation of the festival). The boys’ big day is traditionally January 18th (now the last Saturday before the 20th) when their own Vaquilla ‘dies.’
 

The most significant part of the rite belongs to the young bachelors, who begin preparing the festival on the 19th of January and continue when the celebration itself kicks off properly, at midnight on the morning of the 20th, this date coinciding with the sacred day of San Sebastian.
 

At midnight the Judíos gather together in the town square with their zumbas and begin to circle around the square with the deafening sound of their instruments. At around one o’clock in the morning they go to collect the carro (ox cart), accompanied by the people of the village, and race back with it to the square where it will stay for the duration of the event. At dawn, the participants corren el aguardiente, running after the villagers to make them pay for the participant’s libations. At 9:00 am the church bells are rung (tolling the ‘Ave María’), indicating to the village at large that they are free to roam through the streets. At this point la Vaquilla is “released”, and accompanied by the judíos, the races begin.
 

After breakfast, la Vaquilla and the judíos collect the Alguacil and the Alcalde, and afterwards the (actual) town mayor, in this order and at their homes, and the retinue makes their way to the church. After la Vaquilla and judíos race once around the church, all enter the church in a predetermined order, having shed the zumbas and the decorative Vaquilla frame as a sign of respect. Mass is celebrated at noon. At the end of the mass, the characters gather up the discarded elements of their ceremonial dress, and now dressed again set out from the church, at the same time as the religious procession bearing the image of San Sebastian, carried by the anderos (bearers) and accompanied by the Alguacil and the Alcalde, sets out as well. The procession travels through the streets of the town, while la Vaquilla leads the judíos, setting their course and pace, weaving in and out of the procession, at intervals racing to the saintly image and shouting “Viva!” (“Long live [the saint]”).] The procession continues until it returns to the church, at which point the religious ceremony has concluded.
 

Next, the participants return to the town square, where the races and chases continue at break-neck speed, in which la Vaquilla attempts to “gore” the Alguacil and Alcalde with its horns. Each “goring” is celebrated by the judíos. At two o’clock in the afternoon, the decorative Vaquilla frame and zumbas are again discarded and, in pairs, the participants march off for lunch. At four o’clock the frame and zumbas are donned again, and the chase begins again. Meanwhile the Escribano and the Hilandera wander the square, asking outsiders for reparation money for the “damages” caused by la Vaquilla.
 

In the afternoon, the judíos continue to chase la Vaquilla around the square, making their bells ring out. After various comings and goings the Alguacil uses a large rope to tie up la Vaquilla, firing a shotgun into the air, at the sound of which la Vaquilla escapes the rope, taking off across the square with the judíos in pursuit. At this time, someone from the village recites funny poetry and anecdotes which refer to people from the village from the top of the cart. At the conclusion, the Alguacil ties la Vaquilla up again, and the chasing continues in the square. As the afternoon ends, another shot into the air “kills” la Vaquilla, who falls to the ground. Once the young man playing la Vaquilla has taken off the horned frame, he runs together with the judíos to drink the animal’s “blood” (red wine) which the Escribano and the Hilandera have placed in a large basin under the bullock cart.
 

This constitutes the end of the most important day of the festival. The ritual is repeated the following day, but this time among the married men of the village, and more humorously and informally. It ends with a dinner for the married participants. On the Saturday following (formerly on the 22nd of January), another dinner is held for the bachelor participants, or judíos. These, accompanied by a rondalla, or traditional folk band, offer the townspeople the blood of la Vaquilla (a glass of red wine) in exchange for la voluntad (as with the boys of the village, an offering towards the celebration of the festival – previously food, now more often money). The dinner is a part of the ritual, and is attended by the municipal authorities. At its end the festival is considered closed until the following year.
 

Although other populations in the Sierra Madrileña have preserved remnants of festivals of a similar origin, none have continued to the present day complete and unadulterated as this one from Fresnedillas de la Oliva.

 

Aquí tienes todo el contenido multi-media (Fotos, Textos, Audios y Vídeos) que tenemos alojado en la VaquillaFresnedillas.es y enlaces a contenido relacionado con la fiesta. Si tienes material fotográfico. texto, vídeo o sonido de la Fiesta de La Vaquilla de Fresnedillas en Honor a San Sebastián que quieras que guardemos o enlacemos en esta web escríbenos un correo a  lafiestadelavaquilla@gmail.com

Fotos

  • Show All
  • Archivo: Pepe López
  • Archivo: Sergio Criado
  • Fotógrafa: Ana Aldea
  • Fotógrafa: Laura Herranz
  • Fotógrafo: Ángel Serrano
  • Fotógrafo: Carlos González Ximénez
  • Fotógrafo: JM Fontecha
  • Fotógrafo: Luis Alonso
  • Fotógrafo: Robert G.
  • Fotos: 1999
  • Fotos: 2010
  • Fotos: 2011
  • Fotos: 2013
  • Fotos: 2015
  • Fotos: Años Noventa

Textos

  • Show All
  • Autor: José Damián de la Peña
  • Autor: Juan Cabrero
  • Autora: Ana Aldea
  • Autora: Cristina Rodríguez
  • Texto: 2008
  • Texto: 2010
  • Texto: 2015

Audios

  • Show All
  • Audio: 2008
  • Audio: 2015
  • Audio: 2016
  • Audio: Ana Aldea
  • Audio: José Damián de la Peña
  • Audio: José Luis Rodríguez
  • Audio: José Luis Rodríguez Martín (1917)
  • Audio: Miguel Ángel Cabrero
  • Audio: Pablo Alonso
  • Audio: Pablo Cabrero
  • Audio: Pedro Ramos

Vídeos

  • Show All
  • Camarógrafo: José Ignacio Botello
  • Camarógrafo: Juan Cabrero
  • Camarógrafo: Robert G.
  • Vídeo: 1979
  • Informe Semanal (tve)
  • Vídeo: 1990
  • Vídeo: 2003
  • Vídeo: 2014
  • Vídeo: 2016

Sobre Fresnedillas de la Oliva

Fresnedillas de la Oliva es una localidad y municipio de España, en la provincia y comunidad autónoma de Madrid. Tiene una superficie de 28,2 km² con una población de 1392 habitantes y una densidad de 49,36 hab/km². para más Info visita http://es.wikipedia.org/wiki/Fresnedillas_de_la_Oliva

Enlaces de Interés

Ayuntamiento de Fresnedillas http://www.fresnedillasdelaoliva.es>

Periódico Ciudadano de Fresnedillas http://jarandos.com/

Teléfonos de Interés

  • Ayuntamiento..........918 989 009
  • Policía Local.............918 988 521
  • Móvil Policía Local...610 010 612
  • Agentes Forestales..918 989 354

Contacta con nosotros

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

VaquillaFresnedillas.es

La página web VaquillaFresnedillas.es es una iniciativa promovida por los miembros de que hacen posible la fiesta y la Asociación de Amigos de la Fiesta de la Vaquilla en Honor a San Sebastián de Fresnedillas de la Oliva